Los primeros casos de COVID-19 en la zona desnudan al talón de Aquiles de los pueblos costeros: negligencia en el personal de salud, fiestas familiares y transmisión comunitaria

Cerca del horario de envío del parte vespertino del Ministerio de Salud de la Nación, este jueves 2 de Abril se confirmaron dos casos positivos en Pinamar. Se trata de un hombre de 85 años que presenta dificultades respiratorias y cardíacas y una mujer profesional de la salud de 55 años que había regresado a la ciudad horas antes del decreto de aislamiento social. Los análisis se habían enviado al instituto epidemiológico de Mar del Plata y se recibió la información a las 19:40hs de este jueves.

 El vecino de Ostende, perteneciente a la colectividad boliviana, cumplió 85 años hace unos días atrás, ya presentaba un estado de salud delicado, debido a problemas respiratorios previos y problemas coronarios. El miércoles primero de Abril ingresó cerca de las 20:30 horas al hospital Municipal de Pinamar y fue puesto de inmediato en terapia intensiva por presentar un cuadro cardíaco complicado. Por el momento es imposible medir el impacto del potencial contagio que el vecino de Ostende generó en estos dias, sobre todo teniendo en cuenta la fiesta de cumpleaños a la que habrían asistido no menos de 10 familiares cercanos y en segundo lugar y no menos importante, por su edad y estado de salud, podría lamentablemente ser la primera victima fatal de COVID-19 de la zona.

Por otro lado, el segundo caso confirmado se trata de una profesional de la salud de 55 años,  quien de manera absolutamente irresponsable eligió venir a pasar la cuarente a Pinamar (caso similar al del Surfer) ejercía su profesión en el Hospital Otamendi de Buenos Aires, desde que llegó a la ciudad cumplía con el aislamiento social y estaba en el dia 14 de cuarentena cuando presentó síntomas, comenzó a sentirse mal y culminó en el hospital donde fue aislada. Además de la incomprensible falta de juicio profesional de la mujer, también es poco precisa la cantidad de personas con las que tuvo contacto, pero según un allegado serían no menos de 4 personas.

En el caso del vecino de Ostende, se desconoce los motivos del contagio concretos del contagio, por lo que ya se trata de un caso de circulación comunitaria, aunque primero se descartó que el hombre haya estado de viaje, él señaló que había vuelto de Bolivia hace algunos días atrás.

Mientras tanto, hoy fueron confirmados 132 nuevos casos de COVID-19 en Argentina. Con estos registros, suman 1.265 positivos en el país. Del total de esos casos, 622 (49,2%) son importados, 398 (31,4%) son contactos estrechos de casos confirmados, 103 (8,14%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Se registraron 4 nuevas muertes. Son tres hombres, uno de 73 años, residente en la Provincia de Mendoza; otro de 61 años, de la provincia de Chaco; y otro de 41 años, residente en la provincia de Buenos Aires; y una mujer de 46 años, residente en la provincia de Buenos Aires. Los fallecidos suman un total de 36.