La construcción pasa uno de los peores momentos de su historia en la región

Así lo informó la Uocra Mar del Plata, con tristeza y pesimismo por la debacle económica llevada adelante por el gobierno de Mauricio Macri y profundizada en la provincia por una mala gestión económica de la gobernadora Vidal. Desde el sector afirmaron que las obras privadas están ralentizadas y la pública en franco retroceso, además de la ausencia absoluta de incentivos para los emprendimientos privados que fortalezcan a la construcción.


El secretario general del gremio de la construcción en Mar del Plata, César Trujillo, dio cuenta de su preocupación por la desocupación creciente en el sector de la construcción. Trujillo señaló que “Hace mucho que no veíamos compañeros en la sede de la bolsa de trabajo del gremio”.

En el mismo sentido, el Secretario de la UOCRA valoró el pedido de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) para que el gobierno de Mauricio Macri firme un decreto pidiendo la emergencia en el sector.

La crisis no sólo afecta a la ciudad más grande de la zona sino también golpea de lleno a Villa Gesell, Mar Chiquita, Pinamar y la Costa y el análisis es similar par toda la región “hace falta invertir: hay que darle todas las posibilidades a quienes quieren hacerlo. Hay que dejar de ser la máquina de impedir” señaló Trujillo en un duro mensaje hacia las autoridades que hasta el 10 de diciembre continúan en el poder.

A diferencia de Villa Gesell, la ciudad de Mar del Plata continuará con un intendente de Juntos x el Cambio, una ciudad abandonada por la gestión nacional y provincial, en cortocircuito con su actual intendente, Carlos Arroyo, con un nuevo intendente electo que nunca vivió en La Feliz, Guillermo Montenegro, y ahora deberá enfocar con recursos propios un mandato que requerirá, para poder afrontar un modelo de obras, un importante incremento en las tasas municipales. Algunos aseguran que se duplicarán en los primeros dos años.

El líder de la UOCRA destacó que el futuro tampoco se presentará con grandes cambios y dijo sobre el futuro presidente Alberto Fernández “La verdad que no es Mandrake  el mago. Seguramente le va a costar un tiempo hasta que se regularice la situación. Pero mientras tanto las señales son muy malas para nosotros. Estamos entrando en una problemática muy seria” finalizó Trujillo.