Duro informe de 0223: Pobreza extrema en Mar del Plata “En 14 años nunca vimos algo igual”

Juan Ignacio Santeiro, presidente de Jóvenes Solidarios, visitó los estudios del medio marplatense 0223 y trazó un panorama desesperante de la situación de pobreza en La Feliz.

Las cifras de pobreza en la Argentina son conocidas para muchos. Las políticas económicas implementadas en los últimos años dejaron a miles de personas por debajo de los ingresos requeridos para poder satisfacer sus necesidades más elementales. Aquellos que estaban mal, están peor, y aquellos que subsistían con lo justo, están hoy en serias dificultades.

La desesperante situación llamó la atención de múltiples organizaciones, que buscan solidarizarse con los que menos tienen. A fin de ayudar en la contención de múltiples realidades difíciles de sobrellevar, una de las entidades que se ha destacado es Jóvenes Solidarios, en acción continua por diferentes barrios de la ciudad de Mar del Plata.

Juan Ignacio Santeiro, uno de sus máximos referentes, visitó los estudios de 0223 Radio y durante el programa Mar del Plata PM trazó un angustiante panorama de la situación actual en el partido de General Pueyrredon.

“Suele ser diciembre el mes más difícil del año en materia social. Y este 2019 ya ha sido muy complejo. Desde que trabajo en Jóvenes Solidarios hace 14 años, este fue el más complejo de mi historia. Sobre todo porque ha habido un nivel de necesidades básicas no satisfechas como nunca ví en Mar del Plata antes” sentenció Santeiro, a poco de comenzar su dramático relato.

“Hay demasiada gente con serias complicaciones. Los que estaban fuera de la rueda están peor que nunca, y mucha gente que venía a los tumbos se cayó fuera del sistema. En los barrios donde habitualmente trabajamos, se cortaron las changas. La economía informal que mueve lo cotidiano de los barrios se cortó. Aquella gente que subsistía con esa plata, ya no la tiene. Y al no tener esa plata lo que no tiene es la comida. En consecuencia, la cantidad de comedores donde trabajamos creció enormemente” describió el activista.

Claramente molesto por la situación, Santeiro reconoció que “la comida se volvió el centro del trabajo” de Jóvenes Solidarios. “No podemos proponer cuestiones vinculadas al deporte, a la cultura o la educación porque los pibes no comen, Y es algo literal, no es una frase hecha. Son miles de personas que se van a dormir sin comer. La cantidad de mamás que te cuentan con los ojos llenos de lágrimas que la noche anterior noche comieron pan duro y tomaron mate cocido es impresionante”, lanzó el voluntario.

“Esto sucede en cualquier lugar de Mar del Plata. Solo por citarte un ejemplo, en el barrio Centenario, que tiene una complejidad particular, en los últimos años debimos sumar un montón de gente a la entrega de bolsas de comida. Nos dimos cuenta de que había necesidad certera de comer. Y no sé si se toma dimensión en Mar del Plata de la crisis que estamos viviendo”, aseguró Santeiro.

Consultado por las percepciones que pudieron haberse tenido sobre la situación, el dirigente reconoció: “Es algo que veníamos vivir, sobre todo desde hace tres años. Cada perspectiva era peor. Nosotros vemos que en Mar del Plata no hubo un estallido social potente por el trabajo de las organizaciones, entidades de todo tipo, políticas, sindicales, de ONG y hasta religiosas que ayudaron a contener la situación” valoró.

“Son miles las personas que comen en comedores en Mar del Plata. Muchos ya no funcionan como tal, se entregan viandas o bolsones porque no hay espacio físico para contener la cantidad de gente necesitada. Un ejemplo es un comedor del barrio Regional, a donde iban cerca de 40 familias hace dos años y en donde hoy estamos entregando bolsones a 200 familias. Es escandaloso”, concluyó Santeiro.



Jóvenes Solidarios se encuentra en plena organización de una jornada en la que buscará reunir a miles de familias damnificadas para celebrar la Nochebuena.

“Queremos visibilizar la cantidad de gente que hay en situación de calle en Mar del Plata, que es alarmante. El último censo daba un número de 437 personas viviendo en las calles. Y dentro de ese número hay familias enteras” detalló Santeiro, notoriamente preocupado.


“El primer objetivo es poder poner el tema en el tapete y que podamos reflexionar como sociedad. Si esto no nos escandaliza, no nos escanzaliza nada”  agregó el dirigente social.

“El segundo es poder compartir la noche de la Navidad, que es una época compleja, poder pasar la Nochebuena con muchas de estas familias. Comenzamos esta campaña donde pedimos donaciones para que nosotros podamos cocinar para el 24 a la noche: haremos huevos rellenos, arroz con atún, ensalada rusa, pollo, gaseosa, budín pan dulce y confituras”, detalló.