Luego del asesinato de Fernando, la Justicia implementa la Policía Judicial Bonaerense

Este jueves 30 de Enero la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires instruyó la puesta en funciones de la Policía Judicial luego del nombramiento de los responsables a cargo de cada jurisdicción de la provincia. Este nuevo cuerpo se hará cargo de parte de las investigaciones que hasta el momento eran competencia de la policía bonaerense. La designación de las autoridades y la implementación llegó a 15 días del asesinato de Fernando y luego de resonantes casos de público conocimiento a lo largo y ancho de la provincia, con la necesidad de darle al Gobernador Kicillof una nueva impronta en la investigación criminal pero a instancias del Poder Judicial.

La noticia es relevante porque de esta manera la Policía Judicial coordinará con los fiscales intervinientes la ejecución de las actividades y procedimientos de investigación criminal a cargo hasta el momento de la Policía Bonaerense, además de la coordinación de las labores investigativas y técnicas.

En este sentido, la constitución y funcionamiento desplegado en territorio bonaerense de una agencia investigativa y técnico-científica dependiente de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia, trae un cambio de paradigma en el sistema penal y procesal penal, marcando un claro rumbo de fortalecimiento institucional.

Es evidente que la necesidad de una Policía Judicial se imponía para asegurar un modelo de persecución penal eficaz, como brazo operativo en las investigaciones dirigidas por un Ministerio Fiscal exigido por la posición de alta responsabilidad que en la materia le ha impuesto el sistema procesal provincial.

De esta manera la Policía Judicial se presenta como un servicio público esencial, con todas las implicancias que ello acarrea, uno de los anhelos más grandes de todos los foros de seguridad, incluso los foros geselinos.

Finalmente durante la jornada del jueves, se firmó de la resolución nº82/20  con el respectivo nombramiento de los cargos del departamento judicial de Dolores y el resto de las jurisdicciones de la provincia.