El Ministro Alak hizo mención a un tema candente: “Hay más del doble de presos en la provincia que la capacidad carcelaria disponible”

Al finalizar el acto de jura del gabinete provincial, el flamante ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, dio declaraciones a la prensa respecto a la situación carcelaria en la provincia de Buenos Aires. En Villa Gesell resuena más fuerte, ayer por la noche un detenido en calabozo temporario se habría quitado la vida. “Es un tema urgente por la sobrepoblación que es la más alta que se ha registrado en la historia penitenciaria de Buenos Aires. Tenemos 49.400 internos con 24.000 plazas”, dijo el Ministro Alak.


"Existe una Suprema Corte con alto prestigio y gran capacidad de gestión. Con ellos vamos a tratar los temas más importantes. También tenemos por delante una política de DDHH muy importante que desarrollar. Lo que tiene hoy más actualidad es la situación de las cárceles. Es un tema urgente por la sobrepoblación que es la más alta que se ha registrado en la historia penitenciaria de Buenos Aires. Tenemos 49.400 internos con 24.000 plazas”, dijo.

En tanto, se refirió a las huelgas de hambre sucedidas en los últimos días y adelantó la conformación de una mesa de diálogo con todos los sectores involucrados. "Nos interesa mucho la participación de la Iglesia que ha tenido una historia de preocuparse por el sistema carcelario, lo ha manifestado el Papa".


Asimismo, agregó que "Buenos Aires necesita una política criminal adaptada a las convenciones internacionales, ajustada a los fallos de la Corte Interamericana y adaptada a la interpretación del caso Verbitsky. La política penitenciaria no puede estar autonomizada de la política criminal. Y la política criminal se debe hacer en los compromisos internacionales que tiene la Argentina, en la Constitución y en las normas”.

Para finalizar, Alak hizo mención a las personas que aún no tienen condena y dijo que “es un tema que se va analizar en la mesa de diálogo que la Corte Suprema de Justicia decidió que se convoque”. Y agregó: "Hay que elaborar una política criminal ajustada a las normas internacionales. Cuando nos notifique el gobernador lo vamos a analizar en la mesa de diálogo para diseñar una política criminal que solucione el tema carcelario de la provincia”.