El gobierno lanza medidas para hacer fuerte al peso argentino

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció el paquete de medidas de gobierno para paliar la crisis económica. Deuda, tenencia en el exterior, atesoramiento de dólares, retenciones, PYMES y esquema tarifario fueron algunos de los puntos que repasó el funcionario y sobre los cuales intervendrá la gestión de Alberto Fernández. Las medidas más fuertes son las que buscan fortalecer la moneda nacional y desalentar el ahorro en moneda extranjera, gravando el ahorro en dólares y desgravando el ahorro en pesos.


Los anuncios de Guzmán fueron vinculados al plan de “Solidaridad social y reactivación productiva”, proyecto de ley pensado paras “resolver la crisis económica y social de la Argentina”. Ente las principales medidas se ubicaron los aumentos a jubilaciones, retenciones al agro, deuda pública, reactivación de PYMES, tarifas energéticas, entre otros.

“Vamos a tomarnos 180 días para repensar un fórmula que sea consistente para la población. Hay un modelo que fracasó. Necesitamos remplazar la actual fórmula por una nueva. Necesitamos de todos los sectores que puedan atender la crisis”, anunció el titular de la cartera de Economía de la Nación.


El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció también que la compra de dólares para ahorro tendrá un recargo del 30%, a la vez que ratificó el límite máximo de US$200 por mes por persona, en caso que la operación se haga a través de los canales online.

"Necesitamos desalentar el ahorro en una divisa que no generamos. Se cobrará un impuesto del 30% a la compra de divisas para atesoramiento, y el 70% de la recaudación de ese impuesto estará destinada a la seguridad social, que fue dañada en estos años", confirmó Guzmán en conferencia de prensa.

El ministro ratificó el bono adicional para jubilados que perciben el haber mínimo; será de 10 mil pesos, escalonado a la mitad entre diciembre y enero. Otro de los puntos fue referido a medidas tributarias vinculadas a volver a las alícuotas del año 2015 en materia de determinados impuestos; volver a la “repatriación de capitales”; recuperación del ahorro de activos en pesos con la eliminación del impuesto cedular. En ese sentido, se ratificó el impuesto del 30% a la compra en el extranjero con dólares.

“Esta administración reconoce la importancia del sector agropecuario. Al mismo tiempo necesitamos una economía estable, es algo necesario para todos los sectores, incluyendo al propio sector agropecuario. Por esa necesidad de estabilidad, necesitamos iniciar un diálogo por el esquema de retenciones, para modificar el tope a los porotos de soja, pasando del 30% al 33%; y con el trigo y maíz, del 12% al 15%”, manifestó Guzmán sobre este punto.

En otro orden, el funcionario manifestó la iniciativa de impulsar la “regularización de deuda para las PYMES y las entidades sin fines de lucro”. “Quien está ahogado por la deuda necesita alivio. Necesitamos disponer un plan para tener ese alivio, para que esas empresas puedan volver a producir, crecer y generar trabajo”, expresó.

Sobre el escenario de tarifas energéticas, Guzmán anunció “un nuevo marco general para rediscutir el esquema”. “Vamos a tener un plazo máximo de 180 días para cambiar ese esquema. Necesitamos condiciones adecuadas para la a producción, y que fomenten la inversión en energía. En estos tiempos de alta volatilidad, donde somos rehenes de los mercados internacionales es importante la flexibilidad”, expresó.

En tanto, sobre la situación de la deuda pública, manifestó: “Vamos a recuperar la sostenibilidad de la deuda, incluyendo la externa. Ha habido un brutal aumento de la deuda. Cuando aumenta su deuda y no la utiliza para invertir en fondos productivos, sucede este descalabro social. Si no sacamos al país de esa situación. Hay que definir cuál es el sendero de resultados fiscales”. Consultados por el famoso “cepo al dólar”, el ministro ratificó que no se tocará el esquema que está vigente.