Coti Sorokin: Voy absolutamente gratis, amo mi país unido y quiero democracia para siempre”

Cuando los discursos de odio se caen es porque hay un argentino dando el ejemplo. Hay una sensación instalada proveniente de quienes sólo creen que todo tiene un precio y cada hombre tiene un valor, pero llegó Coti Sorokin y puso las cosas en su lugar. Todos los artistas que subieron al escenario de la plaza de la democracia este último martes 10 de diciembre, lo hicieron gratis, para la gente y por la fiesta democrática.


Un tweet del famoso músico argentino, Coti Sorokin, dejó sin palabras a todos los que hablaban del costo de la fiesta, una fiesta que, por otra parte, cada uno de los presidentes democráticos tuvieron.

En las redes se leyó “Si tan sólo tuvieran las mismas energías para enojarse con el aumento desorbitante de la pobreza, sin dudas tendríamos un país mil veces mejor” indicaban quienes veían con cierto desconsuelo a muchos argentinos que, hablando mal y pronto, están siempre buscándole el pelo al huevo y cuando la realidad les explota en la cara, miran para otro lado.

“Chicas y chicos no se gasten en putearme ni alabarme. Sencillamente porque no los voy a leer. Solo les digo que estamos muy mal y si hay un derecho que no podemos perder es el derecho a la ilusión”, comentó Sorokin a modo de respuesta.



Lo que nadie puede negar, sacando el odio del lado, es que fue una verdadera fiesta donde se calcula entre 750 mil y 1 millón de personas, depende el ojo y la intención de quien provenga.

 

“Voy a tocar absolutamente gratis, no acepté dinero ni para el taxi que me llevará a Plaza de Mayo. Amo mi país unido, quiero Democracia para siempre y que todos los gobiernos lleguen en paz al último día de sus mandatos. Hay que festejar”
 

 

La lista de temas y el gran peregrinaje de artistas que pasaron por el escenario fue contundente y uno de los artistas que estuvo cerca del final del evento fue Coti Sorokin, quien interpretó dos canciones y una de ellas con el acompañamiento de Hernán Coronel, el hermano de nuestro flamante concejal de Villa Gesell, Sergio Coronel.

Cota fue la voz cantante de la necesidad de parar con la locura y la persecución. No todo tiene precio, algunos creen que vale más ser parte de una gran fiesta de la democracia ante más de 750 mil personas que cobrar del Estado Argentino y quedar en boca de todo el mundo.