Caso Provolo: Condenan a los curas que abusaron de menores sordomudos e hipoacúsicos

Finalmente en un fallo histórico, los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi fueron condenados a 45 y 42 años de prisión, respectivamente, por haber abusado sexualmente de menores en el ámbito del Instituto Provolo.


En tanto, el jardinero Armando Gómez recibió una pena de 18 años de prisión por similares delitos. Corbacho, de 59 años; Corradi, de 83 y nacionalidad italiana, y Gómez, de 57, llegaron al juicio como acusados de abusos de menores sordomudos e hipoacúsicos en centros educativos de La Plata y Mendoza gestionados por el Instituto Provolo. Corbacho había sido imputado por 16 hechos, mientras que a Corradi lo acusan por seis y a Gómez por otros seis, en una causa que tiene una decena de víctimas de entre 4 y 17 años de edad.

MIRÁ EL PRIMER CAPITULO DOCUMENTAL DEL CASO PROVOLO EN ESTA NOTA