Macri sostiene que hizo mucho por la ciencia y la tecnología

Luego del regreso de sus vacaciones, Macri desplegó una serie de discursos de despedida en redes y ahora en público, en el marco de la entrega de la distinción de Investigador de la Nación, Macri se metió con la Ciencia y la Tecnología y resaltó de manera abstracta, intangibles logros de gestión que no resisten un sólo análisis de veracidad o verosimilitud con la realidad. Un decálogo que busca implantar una idea en el núcleo duro de su electorado.


Esta mañana Macri habló de ciencia y tecnología, no del último iPhone, sino sobre su gestión “Logramos vincular al mundo científico con el mundo emprendedor. Apostamos también a la educación para que cada vez más chicos sueñen con la ciencia”, expresó Macri.
Es insólita cada una de las palabras de una de las primeras frases que articuló el Primer Mandatario, simplemente porque el mundo emprendedor que Macri destaca, se aloja en la proliferación de apps que fomentan el trabajo precarizado, algo que Alberto Fernández, Presidente electo, denominó como “uberización” haciendo un juego de palabras con la app uber y la precarización laboral. Todo esto en un contexto en el cual, el “emprendedor”, se trata de una empresa digital muchas veces del exterior que no arriesga capital alguno. Por otro lado y todavía en la primera parte de la frase, Macri olvida que tuvo el score más alto de la historia en cierre de Pymes, un promedio cercano a las 50 por día en los últimos dos años. ¿Qué es una Pyme más que un grupo de emprendedores? ¿Quién iba a invertir en emprender si las tasas de los bancos garantizaban rentabilidad segura con dinero ocioso".

Por otro lado, en la misma frase habla de los chicos y la ciencia, cuando fue quien tomó la decisión de no dar más netbooks a esos chicos, discontinuando el exitoso programa “Conectar Igualdad”. Además para justificar la decisión, hace algunos meses atrás, en una inauguración junto a obreros señaló: “Para qué tantas netbooks si los colegios no tienen internet, es como repartir asado y no tener parrilla” y lo dijo ante la mirada atónita de los obreros, en otra de las tantas demostraciones del profundo desinterés y falta de empatía que mostró Macri para con la gente.

Si bien el discurso fue breve, no se contuvo y señaló “Nuestro país necesita buscar respuestas. En esta innovación del mundo, para ser innovadores también y dejar atrás los problemas de siempre, con soluciones que funcionen. Para brindar soluciones al campo, salud, industria. En estos cuatro años nos dedicamos a eso” en una especie de trabalenguas que por lo confuso y de rebote, quiere dejar sentado que se hizo algo. Macri aclara que estuvieron trabajando en solucionar los problemas “de siempre” lo que no significa que hayan tenido resultados, de hecho no los tuvieron.
¿Qué significa los problemas de siempre? nada, es un artilugio que se usa en publicidad para dejar sentado algo sin decir absolutamente nada. Ejemplo: COCA COLA ES ASI. Teniendo en cuenta que se trata del presidente que más utilizó el marketing como estrategia de gobierno más que de comunicación, tiene mucha lógica.

Para hervir más la sangre de los científicos ausentes, Macri señaló que “Invertir en conocimiento es fundamental. La innovación es central para que podamos liderar en un contexto mundial cada vez más desafiante. Eso es posible de la mano de la investigación, para seguir integrándonos al mundo de manera inteligente”. Nada de eso sucedió, simplemente porque Argentina tiene un expertise en liderar exportando capital y recurso humano, situación que también se contrapone con el desinterés que demostró en el crecimiento de la educación, con frases que serán recordadas por todos como “Qué eso de construir universidades por todos lados” haciendo alusión a la creación de instituciones universitarias realizadas durante el kirchnerismo que desde el 2003 al 2015 fueron 18 nacionales, 8 de las cuales se alojaron en el conurbano de Buenos Aires, 1 instituto universitario y 5 universidades provinciales, se  autorizaron también 7 universidades y 2 institutos universitarios privados. Además de las casi 2000 escuelas construidas en todo el país.


Cabe señalar también que Macri tuvo fuertes enfrentamientos con el CONICET, en especial durante el proceso de ajuste y reducción en la carrera de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. En este sentido y para ponerle broche a su alocución, Macri señaló “Quiero terminar agradeciendo a cada científico que hace su parte para que los argentinos avancemos, para un país que mira al futuro” un futuro que puso a esos mismos científicos que habían regresado entre el 2003 y el 2007, nuevamente arriba de un "uber" camino a Ezeiza.