Barrera cerró un acuerdo de precios para evitar las especulaciones que trae aparejadas el dólar turista

Tras la sanción de la ley que eleva 30% el costo para viajar al extranjero, el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, cerró un importante acuerdo de precios con empresarios gastronómicos, hoteleros, del comercio y el entretenimiento para evitar especulaciones y aumentos de último momento.


El jefe comunal habló este viernes en diferentes medios nacionales donde dejó en claro un importante acuerdo y compromiso con los turistas de Villa Gesell para lograr una ventaja competitiva que fortalezca el lugar de privilegio del que ya dispone la ciudad en vísperas al inicio del verano este sábado 21 de Diciembre.

Ni bien se conoció que el proyecto titulado Ley de Solidaridad Social aplicaría el impuesto solidario, que grava con un 30% extra los consumos en dólares de los argentinos que viajan al extranjero, los operadores turísticos locales comenzaron a recibir un boom de consultas. Barrera coincide que esa norma impulsará el movimiento interno de veraneantes. “La balanza comercial del turismo es negativa: los argentinos gastan más en el exterior de lo que gastan los que nos vienen a visitar acá. La ley es una medida acertada. La Argentina está en una crisis muy profunda. Más allá de evitar que se fuguen dólares al exterior, va a incentivar el turismo local”, sostuvo.

Durante una reunión con el secretario de Turismo, Emiliano Felice, las cámaras se comprometieron a garantizar los costos para los turistas y se llegó a la conclusión de que hay precios “muy razonables” en todos los rubros, incluso por debajo de lo que cuesta vivir en la Ciudad de Buenos Aires. Del encuentro participaron la Unión de Comercios y la Industria (UCI), la Asociación de Hoteles, PROA, Sociedad de Fomento de Mar de las Pampas y el Centro de Martilleros local.

La intención del intendente es que el 30% del dólar “turista” no se traslade a los valores internos de la Villa. “Vamos a tener precios normales. Tenemos que cuidar nuestro destino, con una línea de coherencia y no matar al turista en temporadas buenas y no rifar la plaza en las malas. Gesell tiene que ser atractivo por su naturaleza, playas, bosques, pero también por sus precios”, enfatizó el intendente.



“En alojamiento Gesell tiene una amplio abanico, hay sectores más exclusivas en Mar de las Pampas, Las Gaviotas o Mar Azul. Hay departamentos, hoteles o casas. Hay un turismo que abarca todos los sectores, jubilados, jóvenes y familias, es lo que la hace una ciudad interesante”, afirmó. Datos oficiales indican que posee 29.000 plazas en 487 establecimientos tipo apart, hosterías. hospedajes y campings.


En enero, el mes más codiciado por jóvenes y adolescentes, un departamento de 2 ambientes (50 metros) cuesta entre $700 y $2.500 por día, según la ubicación. Los de 3 ambientes cotizan por arriba de $ 3.000 diarios y un chalet para 6 personas por encima de $6.000. Una habitación base doble en un hotel 2 estrellas se paga entre $2.200 y $4.000 la noche. En un hotel 4 estrellas o Resort vale más de $10.000 para dos personas.

En Mar de la Pampas por una cabaña de 3 ambientes frente al mar, con pileta y amenities piden hasta $170.000 la semana. En febrero, mes donde arriban más cantidad de familias, bajan un 5% esos valores. Y en marzo, cuando las playas se llenan de parejas jóvenes solas o con hijos pequeños no escolarizados, bajan otro 5% más, aproximadamente.

Para evitar más cargas al bolsillo del turista el municipio solo ajustó un 15% el canon de concesión a los balnearios. “Son señales desde lo público a los privados, para tener precios competitivos y razonables”, estimó Barrera. Una carpa en enero valdrá unos $1.400 por día, $8.800 la semana y $ 28.500 el mes completo. Para febrero esos valores bajan a $1.200, $ 7.000 y $23.000, respectivamente, mientras que del primero de marzo al 31 se reducen a $900, $4.500 y $17.000.

Con buen clima, este año Gesell espera superar los 1,2 millón de turistas que recibe anualmente. “Las expectativas son buenas y las consultas, también”, destacó el mandatario reelecto.

Para garantizar la seguridad de los residentes y turistas en temporada, Barrera ya se reunió con el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni. “Va a reforzar el operativo, tuve una muy buena respuesta. Se incrementarán los efectivos y los móviles”, anunció. Habrá revisiones especiales en los boliches, inspecciones y controles de tránsito para evitar conductores ebrios.

Desde la Secretaría de Turismo municipal prometen una variedad de atractivos y actividades. La clásica Avenida 3 mantendrá sus shows a la gorra, mientras que el Teatro Municipal ofrecerá espectáculos y obras a precios populares. Durante enero habrá recitales de rock, reggae y blues y festivales de cultura emergente; la Fiesta de Santiago Apóstol; la clásica maratón nocturna al borde del mar.

Se mantienen vigentes las visitas a la histórica casa de cuatro puertas del fundador de la Villa, Carlos Gesell; los paseos al faro Querandí; eventos en la Casa de la Cultura de Mar Azul; conciertos al aire libre en Mar de las Pampas; la Fiesta de Blanco en el Mulle de la 129 para recibir el Año Nuevo; clases de yoga, funcional, GAP, Zumba y otras disciplinas gratis en la playa; encuentros corales y de poesía en el Bosque. “Va a haber una gran movida cultural, Gesell siempre se caracterizó por eso”, definió Barrera.

Los festejos por Carnavales, con desfiles y música en las calles, arrancan el 15 de febrero hasta el 23. El Enduro del Verano, que mueve más de 150.000 personas fanáticos de los quads y motos, se realizará el 21, 22 y 23 de ese mismo mes. Las autoridades de Gesell recuerdan que está prohibido circular en cuatriciclos, salvo en corredores y áreas habilitadas, y que solo pueden utilizar esos vehículos los mayores de 18 años, con licencia conducir, seguro, certificado de dominio y casco.

Al analizar los cuatro años de Cambiemos, Barrera no duda en denunciar una feroz discrecionalidad en el manejo de fondos y recursos para los municipios. “Fuimos una resistencia positiva, dimos las respuestas a los vecinos que no les dieron los gobiernos nacionales y provinciales, con escuelas, cloacas, esparcimiento, un hospital con fondos propios. No nos sometimos a una política que no iba con nuestros principios, y así tuvimos que pagar los costos: nunca tuve una reunión con la gobernadora Vidal, en 2017 nos dieron un solo patrullero y 2018 ninguna, en el operativo de seguridad de verano a Pinamar le dieron 850 efectivos y a nosotros 250. Pero pudimos hacer frente a esos desafíos y con orgullo decimos que los gesellinos nos ratificaron su confianza con casi 61% de los votos”.

En este marco, resaltó las declaraciones de emergencias en varias áreas, tanto del Gobierno nacional como el bonaerense. “Las primeras medidas están acorde a la realidad que estamos viviendo, con la difícil situación social que se vive en la Nación y la provincia de Buenos Aires Tenemos que hacernos cargo de ese frente. No tenemos la posibilidad que tuvo el gobierno anterior, que tuvo una primavera de acompañamiento a las nuevas autoridades, y vemos que ya hay una oposición que no da respiro. Lamentablemente no se dan cuenta in antes ni ahora, de la situación que atraviesa la Argentina”, remarcó.