"Sin certificado de discapacidad no hubo cumpleaños"

Así lo indicó Liliana, la mamá de Uriel, que llegó desde Merlo a vacacionar junto a su hijo. Liliana quiso realizar un festejo de cumpleaños distinto en la Playa Integrada pero no fue posible "No quería que me den una carpa, sólo que se convoque a la gente para cantarle el cumpleaños a mi principe, con la ayuda de los medios en la difusión, quería una fiesta diferente para él" señaló Liliana.

Es indiscutible el trabajo que realizan a diario en la playa integrada, el balneario en conjunto con la Comuna, disponen un espacio accesible para personas con discapacidad o movilidad reducida junto a sus familias o acompañantes, además cuenta con rampas extensibles, baños adaptados, carpas gratuitas con asistencia personalizada, bicicletas, sillas de soporte y anfibias. Es sin dudas un lugar de avanzada, pero esta situación choca con el reclamo genuino de Liliana,  ya que, según indica la mujer oriunda de Merlo, la administración del lugar "trabó" la posibilidad de que Uriel tuviera un cumpleaños más entretenido en la playa que eligen para venir de vacaciones.

"Yo mostré el libre estacionamiento, su pase y DNI, pero me pidieron el CUD de discapacidad, que yo no tenía" además Liliana señaló "a Uriel se le nota que tiene síndrome de down, por eso no entiendo que sucedió". señaló la mujer que finalmente celebró el cumpleaños número 13 de Uriel, en su casa alquilada "y fue con la alegría que siempre tiene, con poco es feliz, yo administro una página en Merlo https://www.facebook.com/alasmerlo/  y se que nos tenemos que apoyar entre todos, nosotros hacemos actividades y damos apoyo a las mamás, por eso me asombra lo que pasó".

 
URIEL CELEBRANDO EN VILLA GESELL JUNTO A SU MAMÁ

La idea era simple, la playa aportaba un lugar el día del cumpleaños de Uriel, antes se convocaba desde los medios de comunicación para que "Uriel tenga un cumpleaños diferente, frente al mar" y con las familias presentes apoyando la acción: "estuvimos sólos en casa al final, era una posibilidad, pero queriamos algo mejor, que la gente le cante el feliz cumpleaños y con eso alcanzaba" explicó Liliana quien remarcó más de una vez que los profesores no pusieron ninguna "traba",  pero lamentablemente según relata la mamá de Uriel "se complicó cuando en la administración me pidieron el Certificado Unico de Discapacidad" finalizó Liliana.

Es necesario destacar nuevamente lo bueno que es para Villa Gesell ser pionera en inclusión y sobre todo en ofrecer un servicio de playa integrada, pero también es importante dar espacio al reclamo de una mamá que tuvo una buena idea, solidaria y participativa, pero que quedó trunca por la ausencia de un certificado.