Roban y confiesan: ¿Qué objetos se llevaron de recuerdo del set de filmación los actores de las series más populares?

Muchos actores multimillonarios, protagonistas de las series más reconocidas confiesan, pasado un tiempo, que se llevaron algo con o sin permiso de las locaciones donde trabajaron. Vale todo: un accesorio icónico de su personaje, algo 100% distintivo del set de filmación,  hasta un detalle que insignificante para los espectadores pero importante para ellos.



En los set de rodaje, el vestuario y los accesorios son propiedad del estudio que produce el contenido. Los actores a menudo se llevan objetos de su paso por el programa y estos artículos van desde accesorios menores hasta armarios enteros. Otras veces, toman elementos del decorado que es poco probable que se vuelvan a usar y los guardan como un grato recuerdo. Celebridades como Sophie Turner, Jason Momoa, de Game of Thrones o Brian Cranston Aaron Paul de Breaking Bad han admitido cometer hurtos en su lugar de trabajo y tener esos objetos en casa. Ya sea que se lo hayan dado como un regalo o tomado sin permiso explícito, a menudo deciden llevarse un artículo especial para conmemorar su arduo labor frente a cámara. Algunos de los accesorios y piezas decorativas que se han ido junto con las estrellas televisivas.


Jason Momoa, que interpretó a Khal Drogo en Game of Thrones, dijo que no se iba a ir del set sin llevarse un recuerdo para marcar su paso por la serie y se decidió por una lengua falsa, que ahora se encuentra en su escritorio. Por su parte, Rose Leslie recibió el arco y la flecha de Ygritte tras rodar su escena final en el show.


Sophie Turner se quedó con un corsé de Sansa Stark y un pergamino de uno de los últimos episodios del programa. En una entrevista reciente con Conon O’Brien, Isaac Hempstead Wright (quien interpreta a Bran Stark) dijo que con respecto a tomar artículos del set GoT”, “algunas personas obtuvieron un trato un poco mejor” que él. Intentó, sin éxito, pasar la silla de ruedas de Bran por la aduana, por lo que se tuvo que conformar con una cuchara de madera y un cuenco de paja.

Jacob Anderson, quien fue Gray Worm en la serie, dijo que tiene una pieza de ajedrez que estaba en la mesa de una sala de Daenerys.


En una entrevista de 2016 con Seth Meyers, Aaron Paul, quien interpretó a Jesse Pinkman en la aclamada serie “Breaking Bad”, dijo que tomó “todo lo que pudo” del set del programa cuando terminó, incluida la máscara cortada de Gus Fring. “No es broma, tengo esa cabeza ensangrentada en mi sala”, dijo a Meyers. Según Entertainment Weekly, el actor también confesó que tiene la placa del primer auto de Jesse Pinkman.



En tanto, su compañero Bryan Cranston también se llevó el sombrero que utilizó para interpretar al profesor de química que se transforma en un temido traficante de metanfetaminas. Siendo el objeto muy valuoso para él. Después de terminar el show tras cinco exitosas temporadas, el actor, quien interpretó a Walter White, reveló en una entrevista que había tomado el sombrero y las gafas de sol de Heisenberg.


En una entrevista de 2015 con ABC News, January Jones, que interpretó a Betty Draper en Mad Men, dijo que después de terminar la serie, tomó todos los cubiertos de su personaje. “No sé qué voy a hacer con ellos, pero los tengo. Nunca los usaría. Primero tengo que pulirlos”, bromeó. Jones también contó que no se le permitió tomar ninguna de las prendas de su personaje, ya que fueron exhibidas en un museo en Queens, Nueva York.


En el año 2017, Sarah Jessica Parker reveló a la revista Vulture que tiene “95%” del guardarropa de Carrie Bradshaw" en el vestidor de su casa en Nueva York. Sobre la valiosa colección de prendas de las marcas de moda más exclusivas del mundo, Parker admitió: “No lo toco ni lo uso, pero todo eso es realmente significativo”. Junto con el vestuario, la actriz también se llevó su famoso collar con la placa “Carrie”. Y de acuerdo con Entertainment Weekly, además tomó el menú del lugar de reunión favorito de las mujeres del programa.


Jake Johnson, quien interpretó a Nick Miller en la comedia New Girl, dijo que se llevó a casa cada par de jeans del guardarropa de su personaje. “Honestamente robé todos. Me verás en [ellos] hasta que pese 250 kilos”, contó el protagonista del programa, que terminó en 2018 tras siete exitosas temporadas.


Matt LeBlanc, quien interpretó a Joey Tribbiani en Friends, contó en The Tonight Show de Jimmy Fallon que dejó el set de la sitcom con algunos recuerdos. Uno de ellos fue una pelota de la mesa de futbolín (metegol) que se guardó en el departamento de Joey y Chandler. LeBlanc dijo que ahora está guardada en su caja de herramientas.

También contó que se “robó" la famosa pizarra magnética, que aparecía entre los objetos de decorativos en uno de los famosos apartamentos de la comedia. No lo guardó, sin embargo, dijo que se lo dio al miembro de producción que dibujaba los garabatos para cada episodio.

Pero no fue la única estrella de Friends que llevó algo del set.

La mismísima Jennifer Aniston admitió en "The Graham Norton Show” que tiene el brillante cartel de neón de Central Perk colgado en su oficina. En tanto, Lisa Kudrow (que interpretó a Phoebe Buffay)) compartió en Instagram que su coprotagonista Matthew Perry (que interpretó a Chandler Bing) le había regalado una pieza muy especial del show. Parece que Perry tomó el frasco de galletas “Cookie Time” de Monica Geller del set y se lo dio a Kudrow como regalo para conmemorar su paso por el programa. Kudrow dijo que fue por una broma que una vez hizo durante la filmación.

La estrella de The Walking Dead, Norman Reedus, tiene una colección de accesorios extraños. Reedus, que es Daryl Dixon en la serie zombie, tiene interés por llevarse objetos particulares de las locaciones. Durante una entrevista en 2017 con el sitio Fandom, el actor dijo que se llevó algo de ropa, un caparazón de tortuga, el postizo de Scott Wilson (que interpretó a Hershel) y la falsa barba de Andrew Lincoln (que interpretó a Rick).



Cuando se anunció oficialmente el regreso de Gilmore Girls a las pantallas de Netflix en 2016, Lauren Graham recurrió a Twitter para expresar su entusiasmo y, días más tarde, reveló que ella y su compañera Alexis Bledel planearon llevarse recuerdos de la casa de Lorelai Gilmore en la ficticia ciudad de Stars Hollow después de que terminó el espectáculo. Al final, Graham tomó un flamenco rosado que había colgado en la cocina de Lorelai y Bledel trajo a casa la pancarta de la Universidad de Yale de la habitación de Rory.

En un episodio del podcast “Office Ladies”, Angela Kinsey, que interpretó a Angela Martin en “The Office” de NBC, dijo que tomó un artículo pequeño pero muy especial del departamento de utilería. Se llevó el sujetapapeles con forma de gatito que estaba en el escritorio de su personaje. "Todavía lo tengo”, dijo Kinsey. También contó que se llevó el falso anillo de compromiso y una pintura.

El personaje de Jenna Fischer, que interpretó a Pam Beesly en The Office, rara vez se veía sin su accesorio para sostenes su pelo. En una publicación de Instagram, la actriz detalló que, mientras filmaba, el estilista del show insistió en que Fischer devolviera el clip todos los días para que no se perdiera. Fischer dijo que cuando el programa concluyó en 2013, el peinador le regaló una caja con el clip dentro y actualmente lo tiene de exhibición en su casa. También tomó “la cartera de todos los días de Pam” una vez que terminó el programa.

En tanto, Brian Baumgartner, quien interpretó a Kevin Malone , le dijo a Insider que “robó muchas cosas” del programa. “Tengo la placa de identificación de Kevin Malone y el frasco en el que estaban los M&M”, dijo, y agregó que también tiene un lápiz gigante.

En 2016, según Vanity Fair, Hugh Bonneville, quien interpretó a Robert Crawley, compartió lo que tomó del set de Downton Abbey, explicando que ambos artículos están enmarcados en su baño. Bonneville dijo que se llevó dos recuerdos, un papel de Henry Talbot que invitaba a los Granthams a una carrera de autos y un telegrama que anunciaba la guerra con Alemania.

"En ‘Downton’, no solo cada letra está bellamente escrita a mano o escrita a máquina si es apropiado, sino que también está relacionada con la escena que estás haciendo”, explicó. “Es realmente hermoso, ese nivel de detalle, porque te pone en el momento, en esa época que estás tratando de evocar”.