No es no: Ministerio de la mujer arremetió contra la publicidad machista de Brahma y la sacaron del aire

Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Provincia y La Nación reaccionaron rápidamente. Identificaron la acción publicitaria en el cuadro de “violencia simbólica” a través de la naturalización del acoso a las mujeres. El spot que Brahma tuvo que sacar del aire muestra como una mujer es forzada a tomar una cerveza.


“La violencia simbólica está tipificada en la Ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. La publicidad, finalmente retirada, naturaliza el acoso a las mujeres”, expresó Ministra Provincial, Estela Díaz.

Desde el Ministerio de la Nación, encabezado por Elizabeth Gómez Alcorta, se siguió la misma línea argumental aunque profundizando los conceptos y estimulando el debate a través de tweets en sus redes sociales.

“Cuando se presenta a las mujeres en roles estereotipados, se les asigna un valor simbólico inferior al de sus pares varones y se atenta contra la igualdad de oportunidades y derechos de todas las personas, por lo tanto, contra la posibilidad de construir una sociedad más justa”, dice uno de los mensajes del Ministerio Nacional.

“Se trata de un tipo de violencia que se encuentra naturalizada y no suele ser identificada como tal por quienes producen y reciben los mensajes. Es parte de lo establecido por nuestra cultura. Por eso, está presente en todos los demás tipos de violencia por razones de género”, enfatizó el área de Gómez Alcorta.

La empresa brasilera emitió un comunicado de “Disculpas” y sacó la publicidad de circulación. No lo hizo únicamente por la repercusión que generó desde los Ministerios sino que fue generalizado el repudió desde organizaciones feministas  e internautas ciudadanos que repudiaron el spot.

"En Brahma respetamos y celebramos las individualidades. Y como sabemos que no a todos nos gusta lo mismo, decidimos lanzar una cerveza con un toque de lima", comienza el escrito.

"Pedimos disculpas a quienes sintieron lo contrario. No logramos expresarnos de una manera clara. Nuestra intención es seguir construyendo una sociedad más justa e inclusiva en la que podamos disfrutar de un momento con amigos de la manera que elijamos", concluye la empresa.