Los Bomberos de Villa Gesell dictaron un curso de RCP en Banco Nación

Con la intención de acercar las herramientas para accionar ante emergencias básicas y ante un eventual caso de Paro Cardio Respiratorio, los empleados del BNA de Villa Gesell recibieron un curso de reanimación cardio pulmonar (RCP) dictado por los Bomberos. Por el momento los cursos son voluntarios aunque podrían ser obligatorios si hubiera decisión política y se elevara un proyecto al HCD que tenga como objetivo difundir las técnicas de RCP e implementar en establecimientos públicos y privados el uso de un Desfibrilador Externo Automático (DEA).



Este lunes, luego del horario de atención al público, los empleados del Nación participaron de un curso realizado por los bomberos. Se sabe que las enfermedades cardiovasculares representan una de las principales causas de muerte en Argentina, y a su vez, la primera prevenible, por eso la capacitación resulta fundamental al igual que contar con la aparatología precisa, situación que debería ser prioritaria en la agenda política. Por el momento, depende de la voluntad de las instituciones, los balnearios, los clubes, los hoteles, los bancos, cines, teatros, terminales de transporte público, locales gastronómicos y casas de juego (bingos y casinos).

El procedimiento de emergencia para salvar vidas se utiliza cuando una persona ha dejado de respirar y el corazón ha dejado de latir. Es muy importante que en todos los lugares de atención al público y en especial aquellos que circulan miles de personas diarias, tengan nociones básicas y recientes sobre cómo actuar en caso de paro cardiorrespiratorio, algo que está comprobado que puede ser crucial ante una emergencia. En ese sentido, el BNA acudió a los Bomberos que ofrecen los cursos a la comunidad de manera frecuente y gratuita.

En definitiva, la incorporación de Desfibriladores es fundamental y salva vidas. El DEA se trata de un aparato electrónico portátil que diagnostica y trata a través de una descarga eléctrica el paro cardíaco súbito. Esa descarga detiene completamente al corazón, permitiendo que se restablezca espontáneamente el ritmo cardíaco normal. El DEA está diseñado para ser utilizado por personal no sanitario, de tal forma que siguiendo sus instrucciones cualquier persona entrenada sabrá utilizarlo.