La unidad de los geselinos contuvo a un voraz incendio en el acceso a la ciudad

Previous Next

Cerca de mil geselinos colaboraron para contener el fuego junto a los bomberos voluntarios, empleados de cooperativas y empleados municipales. Luego de combatir al gran foco ígneo durante 6 horas, el Intendente Gustavo Barrera hizo oficial en el lugar que el incendio había sido completamente controlado, sin embargo por las características de la zona boscosa, aún hay alerta por lo que continuará trabajando la “guardia de cenizas” de los bomberos geselinos. Se espera con ansias a las lluvias pronosticadas para la madrugada del miércoles.

Finalmente el fuego que parecía incontrolable se apagó, eso conllevó el esfuerzo de todas las dotaciones de bomberos de Villa Gesell, la colaboración de los bomberos de Madariaga y Pinamar, el avión y el helicóptero del Servicio Nacional del Manejo del fuego y la unidad de más de mil vecinos, que desde el primer momento llegaron al lugar para cooperar. El sector afectado abarcó unas 75 hectáreas de la ciudad de las cuales 20 fueron el foco de conflicto en la zona del acceso norte, ingresando por la ruta 11 accediendo por la zona del golf. Hubo 3 casas que sufrieron el ingreso del fuego, dos quedaron consumidas e inhabitables. Además otras casas fueron cercadas por las llamas que finalizaron controladas sin sufrir ningún daño.

La noche tendrá su guardia de cenizas y se continuará trabajando en la tala de árboles y pinos para que, al finalizar las tareas y el fuego esté extinguido, se devuelva el servicio de luz a los vecinos de la zona.

Una vecina conmivida por la solidaridad de la gente, compartió su viivencia "Llegué a 3 cuadras de mi casa y que no me dejen pasar por la bola de fuego que tenia adelante. No puedo explicar la sensación espantosa que viví en ese momento. Estoy eternamente agradecida al policía que me cargo en el patrullero y me llevo a buscar a mi mamá. Eternamente agradecida a los Bomberos Voluntarios de Villa Gesell y de toda la zona. Y eternamente agradecida a todos los geselinos que sin importar si era o no su barrio, y poniendo en riesgo su vida vinieron y ayudaron a apagar el fuego. Eso es Gesell, la solidaridad, el compañerismo, el hacer todo por nuestros vecinos. Estoy orgullosa del lugar en el que vivo. "

En el mismo sentido, la solidaridad de los geselinos y algunos turistas que es enteraron de la situación, llevó a que se superar ampliamente la cantidad de bidones de agua y leche solicitada para el cuartel de bomberos.