El Fundador de LeBrique dio detalles importantes sobre la muerte de Fernando

Previous Next

En una entrevista realizada en el balneario KOH TAO, durante la mañana del lunes 27 de Enero, Maxi Vázquez, fundador de Lebrique y gerente de las discotecas más importantes, no sólo de la ciudad sino también de Buenos Aires, realizó una detallada reconstrucción del hecho que culminó con el asesinato de Fernando Báez Sosa “había policías, alejan al grupo de rugbiers de la puerta del lugar y diez minutos después vuelven cuando la policía estaba interviniendo en otro caso en la esquina de Av.3 y Paseo 102. Fernando estaba tomando un helado sentado al lado de un macetero frente a Lebrique y es atacado violentamente por los rugbiers.” señaló el fundador de uno de los boliches más importantes de la ciudad y quien desarrolló una de las leyes de seguridad en 2002 para que el personal de los locales bailables (sin violencia y reduciendo a los jóvenes que incurren en un accionar violento) retiren del establecimiento a dichos jóvenes. Finalmente en la puerta debe haber una cantidad específica de seguridad pública acordada por la dimensión del lugar “si el municipio o la policía no cuenta con el personal o decide tener menos agentes en el exterior, nosotros no podemos hacer nada”. señaló Vazquez.


En presencia del canal C5N y Villa Gesell Portal el Fundador de Lebrique, Maxi Vazquez, dio a conocer detalles importantes en los últimos momentos de la vida de Fernando “Todo comienza con una discusión fuerte con el grupo de Fernando y de Rugbiers, se le cae un trago a los chicos del grupo de Fernando, en los empujones les rompen la remera. El personal retira a los dos grupos por los protocolos de seguridad, salen por distintas puertas. El grupo de rugbiers es sacado y los agarra la policía, después podemos establecer si la cantidad de policías que había en la calle era la necesaria o no. En ese momento el personal de policía toma a estos rugbiers, los identifica y después de que le dicen donde vivían, los lleva por la Av. 3 hacia la Buenos Aires. El grupo de rugbiers camina 30mts más hasta la puerta del supermercado Chino. Eso fue parte del comienzo. Una vez que la policía los deja ahí en ese momento sale el grupo de Fernando con la camisa rota, los chicos de seguridad declararon como testigos y le dan la mano al personal de seguridad y se retiran, Fernando se queda sentado en un macetero frente a lebrique donde hay un kiosco 24hs y se pone a tomar un helado. En ese ínterin la policía que se encontraba en la puerta va hacía Paseo 102 y Av.3 por otro incidente. En ese momento aparecen los rugbiers que estaban a 80mts, ante la falta de presencia policial deciden volver y ejecutan todo lo que se ve en los videos, produciendo la muerte de Fernando.” culminó el fundador de LeBrique.

Además Vazquez puso un paño frío cuando se le preguntó por la condena de la opinión pública “La condena social viene por apresuramientos, la sociedad busca culpables, en vez de analizar las problemáticas y buscar las soluciones, en este caso Lebrique cumplió con todos los protocolos de seguridad, si Fernando no hubiera tenido la remera rota hoy Fernando estaría con vida.  Durante muchísimos años las discotecas brindaron seguridad a las personas, durante los años que yo las gerencié en Villa Gesell más de 3 millones y medio de personas entraron y es muy poco el incidente violento que tenemos en las discotecas de esta ciudad, son muy buenas las estadisticas para la media mundial, el año pasado en la provincia  solo en peleas callejeras fuera del ambito de los boliches mataron a 600 jóvenes” explicó Vazquez demostrando que la violencia es un problema social que debe encararse en diferentes ángulos.

Por otro lado, el especialista en discotecas y en materia de seguridad nocturna, quien impulsó la ley que modificó el protocolo de seguridad en el 2002 explicó “antes un seguridad privada podía pegarle a un chico, salir del establecimiento y se veía muy a menudo una pelea en la que intervenía un seguridad, eso cambio con una ley de la que fui autor, ahora el personal de seguridad debe reducir a los chicos sin golpear, sólo reducirlo y llevarlo afuera del establecimiento donde la seguridad publica lo retira”. Eso fue lo que sucedió en LeBrique el Sábado 18 de Enero. Vazquez agregó “por capacidad si LeBrique, Dixit y Pueblo requieren un número de efectivos policiales, si luego por alguna razón no pueden cumplir con la cantidad, la responsabilidad de la disco finaliza con la entrega de los jóvenes a la policía” explicando que la discoteca no puede auditar la cantidad de efectivos que asigna el operativo de seguridad pública, ya que es una responsabilidad de las autoridades decidir la cantidad de agentes que envían a cada discoteca, aunque en los años que el fue gerenciador, se aconseja a los intendentes o responsables de la seguridad sobre la cantidad de personal que debían asignar.

Con respecto a la cultura alcoholíca de los chicos en la actualidad, Maxi Vazquez opinó que los jóvenes toman antes de llegar al lugar, "los tragos en los boliches son muy caros y es por eso que se hacen promociones de entradas gratis hasta cierto horario", Vazquez también indicó que en tal sentido es mucho más contradictorio aprobar la creación de deliverys de alcohol a precios sumamente economicos para que los chicos hagan la previa.
Por otro lado,  Maxi Vazquez señaló que "abrir el sábado fue un error", entre una serie de errores que cometieron todos los adultos con responsabildiades para con los adultos menores. Durante la semana todo esto se fue modificando, Lebrique decidió no abrir más en toda la temporada, el municipio reforzar la seguridad y el control en las playas y en las discotecas abiertas, además de  una ordenanza de prohibición de consumo de alcohol en la vía pública, que tarda en tratarse en el concejo deliberante.

Está claro que nadie esperaba que este acto violento y asesino sucediera en Villa Gesell, pero pasó. Lo que no está claro para algunos es que no se dirime en la responsabilidad de 10 potenciales asesinos sino también en lo que no funcionó o lo que faltó para que se pudiera impedir,  la necesidad de comprender a la problemática con seriedad sin sentirse previamente acusado es de carcater urgente porque por más que se extremen las medidas de seguridad en el acceso a las playas o deje de haber discotecas, no soluciona el problema real que tenemos, en todo caso, si lo solucionaría comenzar a trabajar con especialistas en juventudes y nocturnidad en todos los ámbitos que atraviesan a esta problemática: seguridad, salud, conteción social, educación, familia, deporte y por supuesto control y prevención.