Camino hacia la despenalización del consumo de marihuana

Luego de una gestión que venía de criminalizar el consumo, sacándolo del marco de la salud pública y “encuadrándolo” en la lucha contra el narcotráfico, la nueva ministra de Seguridad de la Nación, Sabrina Frederic, a tono con el Ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni, anticiparon que a partir de enero juntará a organizaciones para debatir la propuesta.


La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, afirmó este martes que “hay que avanzar hacia la regulación del consumo de cannabis”, y anunció que, a partir de enero del año próximo, convocará a organizaciones para “pensar un modelo argentino”.

“Hay que avanzar hacia la regulación del consumo de cannabis, inclusive sobre la producción para el consumo. Hay que dar un debate”, dijo Frederic en declaraciones a radio Metro.

En ese contexto, la ministra de Seguridad de la Nación aclaró que la propuesta es para las “drogas blandas” y aclaró que la idea no alcanza a las “drogas duras”, en una clara diferenciación con su par de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, que había planteado estudiar la legalización de todas las drogas.


También Podés leer

Valeria Salech “Hay que lograr que el autocultivo sea ordenanza en más municipios para que el Congreso nos escuche”


"No estoy en desacuerdo con Berni sobre la legalización, pero hay que empezar con las drogas blandas, y después ver de ampliarlo a otras. Argentina no es un país que esté preparado para despenalizar las drogas duras”, advirtió Frederic.

Para comenzar la discusión, la funcionaria nacional dijo que a partir de enero buscará “juntar a los actores que tienen experiencia en el tema y pensar un modelo argentino”.

“Hay que hacer un debate serio con actores que ya han avanzado, pensar una regulación y tomar los modelos canadiense, de algunos lugares de los Estados Unidos, y el uruguayo para ver en qué medida nos pueden ayudar a nosotros”, explicó.

A su vez, la ministra dijo que para el Estado nacional el “costo” para la persecución por tráfico de marihuana “es altísimo” y sostuvo que el daño que causa esta droga es “menor que el que causa el alcohol”.