Tres amigas de San Pedro vinieron a Villa Gesell a vacacionar y antes de irse las desvalijaron

La denuncia fue radicada en la comisaría segunda de Villa Gesell y aunque las sospechas apuntan a la mujer que les alquiló una propiedad ubicada en la zona del barrio industrial, aún no recibieron ninguna respuesta del avance de la investigación.

Llegaron a pasarla bien y de entrada las desvalijaron, así lo relata una de las mujeres que desconfía del proceder de la señora que les alquiló vía whatsapp. Ahora están sin sus pertenencias que fueron sustraídas del interior de una propiedad ubicada en 142 y 15, tampoco recibieron ayuda de la persona que les alquiló  “nadie nos dio una mano”, además aseguran que entorpeció la investigación.

Las turistas están aguardando respuestas de la policía sobre la declaración testimonial ingresada el día 8 de febrero a la madrugada firmada por el oficial de turno y una de las denunciantes. En la misma se detalla con claridad como sucedieron los hechos que culminaron en el robo y en fuertes sospechas sobre la mujer que les alquiló, quien se presentó como la nieta del propietario y junto a su novio, ingresaron a la casa de alquiler con una copia de las llaves.

Por otro lado, cuando la policía científica iba a ir al domicilio, la mujer a cargo de la propiedad se habría enojado “porque el novio había tocado la ventana por la que entraron” señala la denunciante. “Después de todo esto que pasó, ella estaba tranquila y nos dejó tiradas, le pedimos un bolso para juntar lo que nos había quedado y nos llevó una bolsa de consorcio” expresa la denunciante y además agrega  “cuando nos trajo la bolsa, el novio nos empezó a gritar y prepotear como para que nos fueramos rápido de la propiedad. Después de eso no le vimos mas la cara”. Sin embargo, y por lo que figura en la declaración “la noche del robo, mientras nosotras estábamos paseando en el centro, la mujer que nos alquiló nos avisan por whatsapp que nos habían robado, además nos dice que ella con el novio, habían entrado y habían revisado todo o sea que modificaron la escena y después recién avisaron”.

Finalmente las turistas damnificadas argumentan que “cuando quisimos hablar con ella para darle la llave para irnos, nos dijo que estaba en fiscalía con su abogada” por otro lado relatan que “la policía científica nos dijo que no había nada forzado” esta situación se suma al enojo que demostró la locadora cuando se enteró que la policía científica iba a ir al lugar “y se enojó más aún cuando le hicimos notar que quienes robaron solo se llevaron nuestras cosas y lo que estaba en la propiedad quedó intacto”, sentenció una de las mujeres que lamentablemente volverá a San Pedro con una muy mala experiencia.