Liberan a Pablo Ventura, el padre y su abogado se enteran por los medios y no por la Justicia

El padre de Pablo entró a la DDI triste, no había sido notificado ni él, ni su abogado. La fiscal no sabía, la DDI no sabía: los medios si. El juez de Garantias emite la orden de liberación cuando ingresa el padre de Pablo a la DDI de Villa Gesell. José María Ventura, sale feliz junto a su hijo.

Fue un papelon por lo irregular del procedimiento, pero liberaron a Pablo Ventura, que ahora quedará en posición de denunciar penalmente a los rugbiers de Zárate que, no sólo lo incriminaron, sino que minutos antes, habían asesinado a golpes y patadas a Fernando Báez Sosa.

José María Ventura, llegó a Paseo 105 e/Av.5 y Av.4, unos 30 minutos antes de la liberación de su hijo, triste miró a las cámaras y dijo: "Vengo porque lo vi en los medios, a veces se tira mucho pescado podrido". sentenció el papá de Pablo que desconocía que, minutos después, su hijo saldría en libertad por lo menos hasta que se realice la ronda de reconocimiento reprogramada para el jueves. Pablo Ventura tendrá que participar de la misma aún ya se haya demostrado con sobradas pruebas que debe gozar de plena libertad.

La situación fue confusa, se manejó de forma desprolija: el abogado de la familia no fue notificado de la liberación de su cliente, el Dr. Santoro aún está en Zárate y tiene planificado venir a Villa Gesell para reunirse con la fiscal Zamboni, enojado con la fiscalía pero contento por que Pablo recuperó la libertad.
Por otro lado, el padre de Pablo tampoco fue notificado de la inminente salida de su hijo, llegó al lugar guiado por lo que veía en los informativos.
Lo llamativo fue que, una hora y media antes de que Pablo saliera en libertad: Un importante medio de noticias nacional se enteró primero.
Los otros medios replicaron la noticia: LIBERARON A PABLO VENTURA

En ese momento la DDI de Villa Gesell no tenía la orden de liberación del Juez de Garantías, David Mancinelli. La misma fue recibida en dicho lugar, luego del arribo de José María Ventura.

Hoy una familia recuperó la vida, pasaron un calvario pero Pablo volvió con sus padres. Queda reflexionar debidamente sobre el "hermetismo selectivo" del poder judicial, que mantiene un silencio cauteloso que se rompe con la "bomba mediática" de la liberación de Pablo, tanto es así que en ese juego de incontinecia de los medios de comunicación se revela que la justicia omite notificar en primera instancia a la familia y a su representante legal.