IMAGENES EXCLUSIVAS: Testigo del descontrol señaló “son rugbiers y costó frenarlos entre varios”

Villa Gesell Portal tuvo acceso a imágenes tomadas en el interior de Le Brique, donde se ve como neutralizan y reducen correctamente a uno de los rugbiers de Zarate, posteriormente aprehendidos por el asesinato del joven Baez Sosa. Un testigo ocular explicó que “estaban descontrolados, aunque los pararon los de seguridad, se notaba que estaban sacados, son chicos que juegan al rugby y costó frenarlos entre varios” señaló. Sin dudas un problema que atraviesa a toda la sociedad y nos obliga a reflexionar sobre la necesidad de retomar el debate iniciado por el Ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, como así también, analizar el nivel de violencia social que deriva e influye en  actos salvajes que culminan en un homicidio.


El hecho que sucedido en la madrugada del sábado 18 de Enero en las afueras del local bailable Le Brique en Av.3 y Paseo 102, revive un debate con diferentes aspectos y aristas. ¿cómo reducir a jóvenes que estaban completamente fuera de control?  Habiendo aplicado e implementado todas las normas y protocolos de seguridad ¿qué otro recurso tiene la policía afectada al operativo sol para que no haya que lamentar ninguna víctima de gravedad o una muerte como sucedió en Villa Gesell?

Días atrás se puso sobre la mesa del debate sobre seguridad, la necesidad de la utilización de otros métodos de neutralización como las pistolas taser, situación que no pasó inadvertida por el Ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, en contraposición con otros métodos de disuasión menos invasivos que fueron los recomendados por la actual Ministra de Seguridad de la Nación, Silvana Frederic.

Pero la gravedad del tema también requiere de una lectura sobre las conductas de la sociedad, sobre todo la violencia que no es novedad en algunos jóvenes, que en vez de disfrutar de una salida, terminan con la vida de otro joven, o en el mejor de los casos, en la guardia de un hospital.

¿Qué moviliza a un grupo de rugbiers a moler a golpes y patadas en la cabeza a otra persona que finaliza muerta en las calles de la ciudad que eligió para irse de vacaciones con sus amigos?

El comentario rápido, busca primero las fallas en los mecanismos de seguridad privados y públicos, pero cuando luego de demostrar que se aplicaron correctamente todos los protocolos y aun así la fuerza que moviliza a los implicados es tan violenta y extrema, rápida y precisa que finaliza con la muerte de un joven: el resultado a las claras requiere de un nuevo debate maduro y profundo sobre cada uno de los aspectos del entorno en el cual vivimos que, muy a menudo, culmina con personas fuera de su eje, en un estado de total desequilibrio, completamente distantes de la cordura, inmolándose en actos criminales.

Por lo pronto, es fundamental tener un mecanismo un grado más contundente para neutralizar cuando un hecho sucede, solo en casos donde hay riesgo de un desenlace fatal como el del terrible suceso ocurrido en Villa Gesell.

Finalmente, es necesario trabajar en cada aspecto de la violencia, de cualquier tipo o forma, porque el ejercicio de la misma genera más violencia. Vivimos en confrontación, así se forman los paneles de televisión, así se discute en la calle, así se vive en la violencia de género, en la violencia o abuso de poder en la educación, en el trabajo, en cada rincón donde miremos.

La pregunta final es ¿Vamos a dejar que esto siga sucediendo? ¿Vamos a buscar la culpa siempre en el otro? o empezamos a reconstruirnos como sociedad para que esto no vuelva a ser habitual o formar parte de la estadística.