Excarcelaron al patovica que desmayó a un joven de una trompada

A días del homicidio de Fernando Baez Sosa, el seguridad de un boliche de Playa Grande golpeó a un joven y lo noqueo, se trata de Cristian Herrera, quien deberá asistir como oyente durante un cuatrimestre al curso de Derechos Humanos en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Luego pasar seis días alojado en la Unidad Penal 44 de Batán, Cristian Herrera, el patovica que golpeó a un joven a la salida del boliche Proyecto de la ciudad de Balcarce fue excarcelado y seguirá el proceso en libertad. El empleado del local nocturno fue imputado por Lesiones Graves ya que, el juez de garantías entendió que no se puede afirmar el dolo eventual en el accionar del acusado y, este además no posee antecedentes y tiene domicilio fijo. 

Fuentes vinculadas con el caso indicaron que, el acusado deberá realizar un curso cuatrimestral de Derechos Humanos para internalizar los conceptos de dignidad de los personas, dignidad humana, respeto a la vida, la salud y la integridad física de los otros y, además. no podrá mantener contacto con la víctima.

Herrera había reconocido el martes que había golpeado a un hombre en la puerta de su lugar de trabajo “porque lo había insultado” y le pidió perdón a la víctima, luego de asegurar que en ningún momento se representó la posibilidad de que muriera por esa trompada.

Por su parte, la víctima fue dada de alta este viernes tras ser intervenida quirúrgicamente por un coágulo que se le generó en la cabeza producto del golpe que recibió en la madrugada del domingo.

Luego de difundirse un vídeo que muestra la agresión a un joven en Playa Grande por parte de un empleo de seguridad, el Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (Sutcapra) reclamó “un mayor compromiso del Estado y actores involucrados” en la lucha contra la violencia en las noches y aclararon que el seguridad no contaba con habilitación para realizar su función, dejando al desnudo que sus empleadores habrían sido por demás irresponsables a la hora de tomar el personal.