Caso Fernando: El silencio que duele y las palabras que conmueven

Este lunes Fernando Báez Sosa cumpliría 19 años y en Buenos Aires se celebró una multitudinaria misa por el asesinato del joven en Villa Gesell. El papá de Fernando dijo que “cada día nos sentimos más vacíos”. Julieta su novia expresó su dolor en twitter “Hoy no podemos festejar nada”. Por la noche, el padre de Pablo Ventura, una más de las víctimas de los rugbiers de Zárate, con lágrimas en los ojos señaló que “mi hijo se salvó porque era grandote y calzaba 50, sino mi hijo podría haber sido Fernando”. Mientras tanto, en Villa Gesell el silencio general duele y la sociedad continúa reclamando justicia por Fernando.



En la puerta de su casa del barrio porteño de Recoleta, y antes de partir rumbo al cementerio de Chacarita, Silvino Báez dijo: “Día a día es más duro. Tenemos un dolor inmenso, bronca, hoy en especial que no está Fernando con nosotros”.

“Cada día que pasa nos sentimos más vacíos. A nosotros nos hace falta algo y ése es Fernando”, agregó.

“Fernando no está, eso es lo más difícil. Nosotros tratamos de sobrellevarlo como podemos, no tenemos otra forma, no tenemos consuelo”, afirmó.

El padre de la víctima agradeció al colegio donde iba su hijo, que esta tarde realizará a una misa para recordar a Fernando, confirmó que estarán en la ceremonia y también reconoció “el apoyo de la gente”.

Sobre la investigación, señaló: “Sabemos muy poco de eso, pero creo que están en buen camino”.

“Yo tengo enojo, a mí me corre sangre por las venas, pero hasta que la Justicia haga todo su trabajo yo no puedo andar diciendo cosas que no debo”, comentó.


Por la noche, notoriamente conmovido, en el programa Intratables emitido por américa tv. Jose María Ventura lloró y aseguró que a su hijo lo salvó primero “las cámaras de seguridad de la pizzería” además su físico “Fue Fernando, pero podría haber sido mi hijo” indicó y conmovido “yo creo que a mi hijo no se le animaban porque es grandote y calza 50”

Además el Papá de Pablo hizo mención a la tristeza conmovedora que vivió en la manifestación al cumplirse un mes del asesinato de Fernando “Nunca sentí algo igual, fue muy triste ver a tantos padres del dolor”


A la espera de que la justicia incorpore en la causa al número 11 y 12, Fernando Burlando y Fabián Améndola explicaron que los rugbiers guardan silencio porque son responsables “creemos que igual se van a quebrar”. Améndola hizo alusión al silencio y a las palabras, haciendo hincapié en que un padre que su hijo es inocente reacciona naturalmente como el Papá de Ventura, mientras que muchos padres de hijos culpables reaccionan con el silencio como los padres de los rugbiers.


Julieta, la novia de Fernando expreso en twitter ”Ojalá pudiera decirte feliz cumpleaños, hoy no podés festejar nada, porque te robaron la oportunidad de todo. No puedo evitar sentirme enojada, y estoy con todo el derecho de estarlo. Porque en este momento solo siento odio”.