Valeria Salech “Hay que lograr que el autocultivo sea ordenanza en más municipios para que el Congreso nos escuche”

Ya son 7 los municipios bonaerenses que aprobaron la regulación del cultivo de cannabis para uso medicinal pero el Ministerio de Seguridad sigue negando la autorización del Cultivo. Para ofrecer una mirada más amplia del tema, la Presidenta de Mamá Cultiva Argentina, Valeria Salech, habló en exclusiva para Villa Gesell Portal.

Esta semana se dio a conocer que el Concejo Deliberante de Castelli aprobó por unanimidad la ordenanza para regular el cultivo de cannabis medicinal, por lo que ya son 7 los municipios que lograron un avance importante para lograr descriminalizar al cultivo y comprender al cannabis dentro del ámbito de la salud pública.

De esta manera General Lamadrid, Berazategui, Florencio Varela, Hurlingham, Rivadavia, San Vicente y Castelli son los partidos que picaron en punta para abrir un debate más amplio en la provincia que incluya a todos los municipios.

Con el impulso de contar con el séptimo municipio bonaerense y en vías de un posible tratamiento legislativo en nuestro partido, la Presidenta de Mamá Cultiva, Valeria Salech, habló con Villa Gesell Portal.

“Cuando se sancionó en 2017 la ley de Cannabis medicinal, la gente creyó que el cannabis ya era legal, en ese momento muchas personas empezaron a interiorizarse en el tema y cuando comprendieron de los beneficios que tiene su uso, se llevaron la sorpresa de que no podían conseguirlo. Asistían a nuestros seminarios, buscaban en internet sobre el tema pero la única forma de acceder al cannabis medicinal es a través del autocultivo. Al no estar reglamentado es ilegal, por lo tanto la mayoría de la gente aprendió a cultivar.” expresó Salech sobre la primera exposición pública masiva de la problemática.

“Cuando comenzás a cultivar te sentís vulnerable, porque al no contar con una ley, no contás con la protección del Estado por eso en las comunidades se agrupan, para poder ser escuchados por las autoridades, en los municipios donde se aprobó la regulación del cultivo, encontras a varias agrupaciones que impulsan los proyectos” indicó la referente de la ONG autogestiva en diálogo con Villa Gesell Portal.

Valeria es mamá de Ariadna y Emiliano. Emi tiene epilepsia y autismo. Valeria cuenta en cada entrevista que su hijo pasó de vivir dopado a tomar aceite de cannabis y fue ahí que descubrió al chico detrás de la medicación.
Salech se embanderó en la causa y junto a todas las agrupaciones del país y el apoyo de gran parte de la sociedad, avanza a paso firme, dando su corazón en cada seminario, en cada entrevista. Tanto es así que logró conmover a Mirtha Legrand en el famoso programa de los almuerzos, cuando la eterna conductora le dio la palabra y Valeria habló de su hijo Emiliano. Con lágrimas en los ojos y genuinamente emocionada, Mirtha felicitó a Valeria por su trabajo como madre y también en su rol como Presidenta de Mamá Cultiva.

DE LA DECLAMACION A LA ACCION

“Las autoridades que escuchan y entienden la problemática, hacen este tipo de ordenanzas municipales que están buenísimas, pero por el momento son solamente declarativas, es el deseo de que ocurra algo. Lamentablemente todas las ordenanzas hoy caen en un agujero negro que es el Ministerio de Seguridad” señala Salech y agrega “es el Ministerio de Seguridad quien le tiene que dar la autorización al Municipio y el Ministerio no autorizó a nadie más que al hijo de Gerardo Morales en Jujuy que fusionó una empresa estatal con una empresa extranjera para que vengan Canadienses, cultiven en Jujuy y se lleven el aceite al exterior”  demostrando otra vez más dónde están puestas las prioridades del actual Estado.

Es que la declamación y la expresión de deseo, es el primer paso para darle respuesta a miles de padres y madres como Valeria que necesitan que el Estado se tome en serio esta problemática, lo que sigue es la acción “nosotros pretendemos llevar este tema al congreso y es lo que le expresamos en la carta a Alberto y Cristina, nuestro colectivo de personas que Mamá Cultiva representa no puede poner el cuerpo en la calle: están doloridos, están internados, en una situación de salud que no les permite utilizar la calle para visibilizarse. Pero la manera de hacernos ver es ejerciendo presión en los distintos municipios para que se comience con una ordenanza.” aseguró Salech y agregó “por más que aun no sea la solución está bueno que ocurra, que haya recursos de amparo para las familias que están cultivando en distintos lugares del país y que haya fallos a favor de gente que cultiva, suma. Todos estos movimientos que se van generando en todo el país terminan articulando para que nosotros vayamos al Congreso de la Nación y mostremos todo lo que está pasando en el País” , en definitiva el objetivo de máxima es lograr que se cambie la matriz de pensamiento, que se deje de abordar este tema en el marco de la seguridad y pase al plano de la salud, por eso es importante que otro municipio más de el primer paso con las ordenanzas.

Valeria suele traer a Emiliano y a Ariadna al mar, uno de los destinos que elige junto a Jorge, su compañero de ruta y padre de Ariadna y Emi, es Villa Gesell y sin dudas estará en la ciudad dando su apoyo a los vecinos que agrupados buscan sumar para que el Congreso realmente escuche.


LA CARTA ABIERTA DE MAMA CULTIVA A ALBERTO Y CRISTINA

Queridxs Alberto y Cristina:
Queremos primero transmitirles públicamente nuestras felicitaciones y nuestra esperanza de que nos guíen, desde la responsabilidad que asumirán el 10 de diciembre, hacia el país inclusivo y solidario que soñamos y nos merecemos.
Desde Mamá Cultiva Argentina trabajamos a diario para cumplir con un rol que el Estado hoy no ejerce: cuidar, sostener, asesorar y acompañar a las miles de personas que han encontrado en el cannabis el bienestar que el sistema de salud (tan golpeado y sobrepasado desde siempre) no ha podido brindarles.
En el año 2017 logramos junto a otras organizaciones, que se aprobara la Ley 27.350: una legislación insuficiente, que no se cumple y cuya autoridad de aplicación, el Ministerio de Salud de la Nación, dejó de existir en septiembre de 2018, degradado a Secretaría.
Esta ley no contempla en su letra el autocultivo de cannabis. Es por ello que quienes elegimos este camino para dar a nuestres familiares calidad de vida, seguimos criminalizades por las políticas de seguridad prohibicionistas y represivas que la adalid de la ‘lucha contra el narcotráfico’, Patricia Bullrich, esgrime como logros pero que no son otra cosa que persecución y estigmatización hacia personas que encuentran en el cannabis una respuesta sanitaria.
Somos ciudadanas que hemos luchado contra las políticas prohibicionistas y anti-derechos que Patricia Bullrich encarna pero que sostienen un vasto entramado de opresiones. Y lo hemos hecho con la firme convicción de que no hay justicia social sin derecho a la salud.
Entendemos que el Estado y sus organismos tienen la obligación y la capacidad de protegernos para que podamos llevar a cabo esta actividad. También que el CONICET, junto a las Universidades Nacionales, y organismos como ANLAP e INTA cuentan con la capacidad instalada y la voluntad de participar e investigar, si se les otorga el presupuesto y se prestigian los recursos humanos que han resistido a las políticas neoliberales de los últimos años.
Esta carta abierta es un pedido, un llamado de atención: sabemos que estamos ante un panorama de mucha dificultad porque hemos padecido en carne propia el ajuste y el vaciamiento productivo así como también el desmantelamiento de las políticas públicas en discapacidad, que golpean directamente a les integrantes de nuestra ONG.
Sabemos que tenemos como pueblo una tarea enorme por delante, pero sabemos también que es con todes: con trabajo, esfuerzo y compromiso queremos acompañarles en esta nueva etapa.
Para eso, necesitamos la regulación legal del autocultivo de cannabis. Estamos en emergencia, porque seguimos y seguiremos cultivando como venimos haciéndolo: nuestro dolor no puede esperar. Queremos dejar de ser delincuentes a los ojos de la ley y para eso, necesitamos que la autonomía que tanto nos costó conseguir sea preservada por un Estado que no nos quite la posibilidad de ayudar a nuestres familiares a aliviar sus padecimientos.
Presidente, vicepresidenta: somos mujeres, madres, hermanas, hijas, cuidadoras que cultivamos marihuana para la salud. A la planta le debemos nuestro empoderamiento y a valiosas mujeres de la patria como Evita, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, las feministas y a vos Cristina, les debemos el ejemplo de lucha incesante por un país que escucha y abraza.
Soñamos con ese país, acá estamos para construirlo al lado de ustedes. Con las mismas ganas con la que alzamos nuestra voz para decir que nuestra salud es nuestro derecho.