Un escándalo: Macri por decreto extiende a 5 años el contrato de los cargos jerárquicos en el Estado

En una medida a tono con los últimos decretos post elecciones del Presidente Macri, hoy se conoció la noticia de que por decreto extiende el contrato de los puestos jerárquicos en el Estado. Esto generó fuertes criticas en todos los ámbitos porque busca condicionar al próximo gobierno, dejando un directorio macrista activo. La medida determina que si no quieren a los gerentes del Pro, deben indemnizarlos onerosamente.



A través del decreto 788/19, el presidente saliente, Mauricio Macri, determinó un régimen para funcionarios jerárquicos que les confiere estabilidad a los directores generales por cinco años. En tanto, se establece que, para removerlos, el Estado debe pagar una indemnización equivalente a los sueldos del tiempo que resta para completar ese plazo de cinco años.

Dicho decreto -también firmado por el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro de Producción Dante Sica- indica en sus anexos la creación del “Régimen de Alta Dirección Pública”, que incluye a directores generales, nacionales o equivalentes, directores y coordinadores. Todos pasan a tener estabilidad por cinco años. En caso de que se los remueva, el Estado deberá pagar el equivalente a los sueldos por lo que resta de esos cinco años.

Tras esto, desde ATE capital salieron a criticar fuertemente la medida: “A catorce días de terminar su mandato, Mauricio Macri continúa su tarea de condicionar y dejar un campo minado a Alberto Fernández. Desde el 1 de enero de 2020 se aplica un aumento salarial considerable a los más altos cargos de la Administración Pública Nacional, que incluso impactarán sobre los salarios de ministros y el presidente”, explicaron.

De acuerdo a lo advertido, la nueva modificación podría implicar aumentos de entre 80 y 100 mil pesos a partir de enero del año próximo -serán enteramente pagados por el próximo gobierno-.

La Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE) también cuestionó el decreto: “Es un artero ataque a la carrera administrativa, no sólo la de nuestros colegas, sino la del resto de los agentes públicos, urdido en connivencia con una organización gremial cuyo desempeño viene dando muestras de desvergüenza. Para entender mejor de qué se trata, resulta útil contextualizar lo descripto: el acuerdo fue firmado poco antes de las elecciones del 27 de octubre, mientras que su homologación se produce a dos semanas de la asunción de las nuevas autoridades de Gobierno”, subrayaron.