Barrera anuncia “toque de queda” en Villa Gesell

Sirenas y móviles de bomberos anunciarán que no habrá ninguna actividad comercial en la ciudad desde las 19:00hs de este lunes 23 de Marzo. Los vecinos deberán estar en sus casas. Lo único que se permite es el delivery de alimentos hasta las 22:00hs. De esta manera, Villa Gesell se pone a la par de municipios que tomaron decisiones independientemente de la bajada de línea oficial tanto la implementada por el Gobernador Axel Kiciloff como por el decreto del presidente Alberto Fernández.


Si bien es necesario hacer cumplir el Decreto de Necesidad y Urgencia de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio y los decretos municipales vigentes, Barrera anunció via redes sociales, un cese de actividades obligatorio, en contramano con acuerdos entre cámaras de comercio, supermercadistas y mercantiles, quienes ya habían fijado de 7:00hs a 20:00hs como horario tope de venta de alimentos y productos de primera necesidad.

Cuando se define una política restrictiva debe tener también un sustento legal, porque existen vacíos y dudas que van más allá de la decisión del Intendente.
Adultos mayores que no manejan o no tienen auto y deben retirar dinero del banco o de los puntos de extracción y no tienen forma de ir más que en un auto particular manejado por un familiar. Personas que requieren de medicación pasado el horario del toque de queda municipal.
Estas circunstancias y otras son confusas y generan angustia en la población, el presidente y el gobernador dicen algo, el intendente dice y agrega otra cosa.

Mientras el gobierno nacional analiza un potencial paso paulatino al Estado de Sitio, y pese a que no sea la voluntad del Presidente, esto recién se contemplaría para la finalización del periodo de aislamiento, de una manera programada y con los parámetros que el Ministro de Salud Gines Gonzalez García viene trabajando según la progresión del virus en Argentina y para extremar ordenadamente medidas escalonadas de control, parece temerario implementar prácticas similares a las militares pero desde la decisión del Poder Ejecutivo Municipal, sin la intervención y la organización del gobierno nacional y provincial.

Cabe destacar que el estado de sitio es un régimen de excepción que debe ser impuesto por el poder ejecutivo nacional  y con la autorización del órgano legislativo correspondiente a ejecutarlo. El estado de sitio representa un concepto equivalente al de estado de guerra, y por ello se dan a las fuerzas armadas facultades preponderantes para los actos de represión. Durante el estado de sitio también quedan en suspenso las garantías constitucionales, con mayor o menor extensión, según las leyes.