Fernández se reunió con el Ministro de Obras Públicas por un plan de obras que incluye a 343 intendentes de Argentina

En una primera instancia iba a realizarse junto a los 343 intendentes pero por el mismo decreto presidencial para prevenir el contagio del coronavirus, se limitó al encuentro con Katopodis.  De esta manera se pone en marcha la primera etapa del plan "Argentina Hace" y el presidente Alberto Fernández recibió hoy al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, en el marco de la firma de convenios con más de 300 intendentes de todo el país y que integran distintos espacios políticos, con el propósito de poner en marcha la primera etapa del plan "Argentina Hace".



Con esta iniciativa, el Gobierno nacional busca "reactivar las economías locales y generar puestos de trabajo en base al criterio de paridad de género", según un comunicado difundido por la cartera de Obras Públicas

En un principio, las rúbricas se iban a realizar hoy durante un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, pero debido a las medidas preventivas que adoptó el Poder Ejecutivo Nacional para contener la propagación del Coronavirus, determinaron que ese encuentro se suspendiera.

"Este es un programa federal, por eso para esta primera etapa se incluyeron 300 intendentes e intendentas de todo el país, teniendo en cuenta que estén representadas cada una de las 23 provincias y la paridad de género”.

En cuanto a la provincia de Buenos Aires, los voceros indicaron que "en esta oportunidad", participarán de esta iniciativa "municipios del interior bonaerense, ya que el conurbano estará incluido en otra etapa".

En ese sentido, desde el Ministerio de Obras Públicas detallaron que el plan "Argentina Hace" busca, "a partir del financiamiento de obras y servicios públicos, reactivar las economías locales y abarcar los 2307 municipios que tiene el país con cuatro grupos de posibles obras: agua y saneamiento, infraestructura hídrica, accesibilidad y conectividad urbana y rural, y equipamiento social".

"Lo que se refiere a agua y saneamiento implica facilitar el acceso a la red de agua potable y desagües cloacales, extensiones, conexiones domiciliarias, provisión y colocación de insumos, adecuación de núcleos húmedos", indicó un texto difundido por Obras Públicas.

Lo referido a Infraestructura hídrica implica la "protección de las áreas urbanas y preservación del paisaje natural a través de redes de canales externos a cielo abierto, redes de conductos, caminos de sirga y humedales", se explicó en la comunicación.

El tercer tipo de obra que se inscribe bajo la consigna de accesibilidad y conectividad urbana y rural es para trabajar sobre el "mantenimiento y construcción de corredores viales para el acceso a ciudades y localidades, como pavimentación, ciclovías, cruces y puentes peatonales, señalización y forestación", puntearon desde la cartera que encabeza Katopodis.

En el último grupo se encuentra el "Equipamiento social" que incluye construcción y/o puesta en valor de equipamiento comunitario y mobiliario urbano, obras para la promoción del turismo y la preservación del patrimonio.