Alberto Fernández en homenaje al hijo de Taty Almeida: “La memoria no se puede robar ni destruir”

En un encuentro en el que también incluyó la presencia del intendente Gustavo Barrera, el Presidente Alberto Fernández participó esta mañana de la reposición de placa en homenaje al hijo de Taty Almeida en el Instituto Geográfico Nacional (IGN), que había sido robada la semana pasada en el hall de entrada de esa dependencia y cuyo autor fue identificado como un empleado del lugar, hijo de un militar.


“Hoy vinimos junto a la querida Taty Almeida al lugar donde trabajaba su hijo, secuestrado en 1975, para poner la placa en su homenaje que había sido robada hace una semana. La memoria no se puede robar ni destruir, siempre la mantendremos viva”, escribió el Presidente pasado el mediodía en su cuenta de Twitter, una vez que ya había llegado a su despacho en Casa Rosada.


El jefe comunal de Villa Gesell, también expresó por sus redes sociales “Hoy acompañamos a nuestra querida Taty Almeida al Instituto Geográfico Militar, lugar donde trabajaba Alejandro, su hijo, detenido desaparecido en 1975. Allí participe del acto de restitución de la placa en su homenaje. Un pueblo con memoria es Democracia para siempre” señaló Barrera y agregó “Memoria, Verdad y Justicia”

Alejandro Almeida, hijo de una de las líderes de Madres de Plaza de Mayo línea fundadora, fue secuestrado por la Triple A durante el gobierno de Isabel Perón en 1975 y luego desaparecido. Había trabajado durante unos meses en el área de cartografía del IGN hasta su desaparición. En el 2013, el gobierno de Cristina Kirchner colocó en el hall de entrada de ese edificio, en el barrio porteño de Belgrano, una placa en homenaje al jóven -tenía 20 años cuando lo secuestraron- y a los 30 mil desaparecidos durante la última dictadura militar.

La semana pasada, la placa fue robada. El Gobierno la repuso a los pocos días. Y el Presidente decidió participar del acto de reposición, esta mañana.

Fernández llegó al lugar acompañado por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, en un homenaje del que participó, además de Almeida, Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos de la Nación.