Polémica por la creación de la reserva nacional Faro Querandí

Los Geselinos debaten sobre la conveniencia de la creación del parque nacional "Faro Querandí", esta polémica fue abierta en 2016 cuando desde el H.C.D. se comenzó a trabajar en la propuesta para su creación. Hoy los vecinos de Villa Gesell mantienen encarnizadas discusiones al respecto, pero la información que se maneja en la calle sigue siendo escasa o errónea.

 

Durante el 2016 mediante jornadas con especialistas y vecinos se brindaron charlas en el Centro Cultural Homero Manci, H.C.D., Centro Cultural Pipach y a nivel nacional en el seno mismo del Senado de la Nación. En aquel momento se explicaba el proyecto para transferir las tierras pertenecientes de la actual reserva municipal Faro Querandí, a la Administración Parques Nacionales (APN). En estas jornadas se detallaban con precisión los beneficios de esta transferencia y los actuales riesgos que atraviesa la reserva bajo administración municipal.

Actualmente los opositores al proyecto tildan de "entrega" de territorio a la transferencia de la administración a la APN, buscando desprestigiar el proyecto y sembrarlo de dudas. También hay quienes han dado una libre interpretación a la ley 10.559 y acusan que a causa de la transferencia la comuna perdería el 30% de la superficie de la localidad y afectaría a la coparticipación provincial que estable dicha ley. 

La realidad es que todas estas mentiras instaladas fueron refutadas en innumerables circunstancias por los impulsores del proyecto, e incluso por los Concejales Paganini y De Cabo, quienes han llevado la cuestión del parque nacional al H.C.D. y en la actualidad continúan trabajando para concretarlo.

Lo primordial es aclarar que los límites del partido no se modifican, Villa Gesell seguirá teniendo la misma extensión. Sólo una parte de la reserva municipal pasaría a la APN, la otra continuaría siendo municipal. Por cuanto no es verdad que se vea afectada la coparticipación provincial establecida por ley. Cabe además otra aclaración: los límites de cualquier partido de la Provincia de Buenos Aires solo puede realizarse mediante una ley provincial especifica para este propósito, situación que en este caso no está ni siquiera en discusión.

Por otra parte, de darse, la cesión a la administración nacional de APN será bajo cargos, que para cualquier cesión de propiedades significa que se establecen condiciones por parte del cedente, a fines de evitar que no se emplee, modifique o transfiera fuera de su finalidad original. Garantías que hoy no posee la reserva municipal, ya que si el poder político futuro de turno consiguiera reunir las voluntades suficientes para vender estas tierras no habría forma de evitarlo.

Los beneficios de la cesión de la reserva natural a la APN son varios y con muchas aristas, pero se destaca la conservación de las especies que habitan la zona, la protección del medio ambiente en su conjunto, el posicionamiento internacional de la ciudad en un segmento de turismo que permitiría romper la estacionalidad comercial de la mano de la jerarquización de la ciudad. La concreción de este proyecto implica además que se evitará el futuro loteo de la reserva o su urbanización, ante el peligro latente de que eso suceda, como indefectiblemente sabemos que va a pasar en el Camping de Ingenieros en Mar Azul.

De concretarse el proyecto, la provincia de Buenos Aires albergaría el segundo Parque Nacional, que se sumaría a Campos del Tuyú. Entre los médanos vivos y las dunas de Querandí –una franja costera de 21 kilómetros de largo y 3 kilómetros de ancho que recubre una valiosa reserva de agua potable– tienen su hábitat numerosas especies endémicas, como la lagartija color arena, el tuco-tuco y la monjita dominca, en riesgo de extinción.  En cuanto a la importancia que tiene para el ecosistema, la reserva natural protege la línea costera y contribuye a disminuir la erosión, recarga la playa de arena después de las tormentas, capta y filtra el agua de lluvia que alimenta las napas subterráneas.